Nuestros Clubes de Lectura

Literatura de viajes

Club de lectura de poesía.

Literatura juvenil

Clásicos universales

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

SEMANA 9 Y FIN

Libro que estamos comentando: 
Soledades, galerías y otros poemas

Buenos días
 
¡Feliz día de Castilla-La Mancha!
 
En un día tan celebrativo, da pena que este poemario termine; han sido tantos días acompañando a Antonio Machado en su recorrido  por los caminos de estas "Soledades, galerías y otros poemas" que vamos a echar de menos su melancolía musical y contagiosa.
 
Uno de los poemas comentados esta semana ha sido el poema "Es una tarde cenicienta y mustia";; podríamos decir que parece una "confesión" del por qué de este libro. Antonio Machado realiza una instropección en un intento de explicar o buscar un origen a su estado "permanente" de tristeza, analiza su infancia y los versos plasman esa  melancolía que siente en esa cenicienta y mustia tarde. El poeta identifica la soledad como compañera de vida y señala cómo ha intentado encontrar una esperanza o salida a través de Dios.
 
En cuanto a la estructura del poema, se  estructura claramente en dos partes: la primera la constituyen las dos primeras estrofas que sirven de introducción al poema/problema. mientras que en el resto analiza/explica lo que le sucede; la forma métrica empleada -de forma muy libre- es la siiva, forma clásica frecuentemente utiilizada por el poeta, pero con originales variaciones.
 

También comentamos los siguientes poemas (LXXVIII, LXXIX y LXXX) donde destaca el verbo “morir”: “¿Y ha de morir contigo el mundo mago…?; “El sol murió”; “La tarde está muriendo…”.; el poeta reflexiona sobre el fin de sus días, incluso podría decirse que "fantasea" con la idea de que ese final ponga término a su tristeza y soledad.
 
En cuanto a loos versos atrapados figuran los siguentes:
 
    La mano de los sueños: “En nuestras almas todo / por misteriosa mano se gobierna.” (LXXXVII: RENACIMIENTO); + también en LXXVIII (“… la mano / que tú querías retener en sueños”) y en LXXXVIII (“Tal vez la mano, en sueños, / del sembrador de estrellas,”)…
 
·         “el agua brota y brota” (XCIV); “resbala silenciosa” (XC); “… como en la fuente / las limpias aguas sonoras” (XCV: COPLAS MUNDANAS); “El agua de la fuente / resbala, corre y sueña” (XCVI: SOL DE INVIERNO)…

Y así se acaba el poemario: con el constante y silencioso correr del agua: “lamiendo, casi muda, / la verdinosa piedra.”    La mano de los sueños: “En nuestras almas todo / por misteriosa mano se gobierna.” (LXXXVII: RENACIMIENTO); + también en LXXVIII (“… la mano / que tú querías retener en sueños”) y en LXXXVIII (“Tal vez la mano, en sueños, / del sembrador de estrellas,”)…

·         “el agua brota y brota” (XCIV); “resbala silenciosa” (XC); “… como en la fuente / las limpias aguas sonoras” (XCV: COPLAS MUNDANAS); “El agua de la fuente / resbala, corre y sueña” (XCVI: SOL DE INVIERNO)…

Y así se acaba el poemario: con el constante y silencioso correr del agua: “lamiendo, casi muda, / la verdinosa piedra.
 
Ha sido un placer caminar juntos por los caminos de Antonio Machado, si os apetece seguir atrapando versos maravillosos oos espero entre las páginas del "Romancero Gitano" de Federico García Lorca.
 
 
Noos vemos en los comentarios.
 
Cuidaos y cuidad.
 
Besos y versos