Nuestros Clubes de Lectura

Club de lectura de poesía.
Si te interesa la poesía o todavía no la has probado, éste es tu club.

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

2ª parte. Un cadáver inesperado. Hasta el capítulo 12

Libro que estamos comentando: 
Ratas de Montsouris
Terminaba el capítulo 4 con un grito desgarrado que sonaba en la noche procedente de la casa que Nestor Burma acaba de abandonar con un par de zapatos bajo el brazo.
 
Retrocede el detective a la carrera para subir por las escaleras hasta la habitación donde había acompañado a Ferrand y allí se encuentra el cadaver de su amigo, con la cabeza casi separada del tronco por un navajazo que había llenado todo el espacio de sangre.
 
No precisa Malet si el grito fue proferido por una garganta masculina o femenina. Parece difícil pensar que fuese Ferrand, mientras era degollado, el que pudiese emitir ese chillido. Es más fácil creer que fue la mujer pelirroja que se habían encontrado en su primera entrada y con la que se cruzó Burma de forma violenta en la escalera, la que había gritado mientras Ferrand fue asesinado.
 
Ya son dos las pelirrojas que aparecen en la novela. 
El pelo rojizo atrae todas las miradas. Su exotismo lo hace especial, excitante e interesante, y en este caso Burma se siente especialmente atraído por las dos mujeres con las que se cruza en situaciones bien diferentes.  En ambos casos Burma demuestra sentir una evidente atración por ellas, al igual que en muchas otras novelas negras.
 
"En la gran literatura occidental, especialmente la novelística, la mujer del pelo rojo simboliza, desde Shakespeare a Sylvia Plath, la mujer sin control, la rabia, la furia, la enajenación, la fuerza que no está bajo control, mientras que en Turquía, además de esas características, creen que son mujeres libertinas, de sexo fácil" manifestaba el nóbel Orhan Pamuk en la presentación de su novela "La mujer del pelo rojo".
 
Al comprobar que el asesinato de Ferrand no aparece en la prensa, Bruma y Helénè deciden ir a visitar la casa que fue escenario del crimen. Sorprendentemente comprueban que el cadaver y los restos del crimen han sido cuidadosamte eliminados. Pero descubren que, además de que unas cuantas fotos de pin-ups rodean la cama de la que fue habitación de Ferrand, otra foto, esta vez la de la propia mujer pelirroja con la que se cruzaron por primera vez en la casa de mala nota a la que fueron Ferrand y Burma, está escondida entre los barrotes de la cama.
 
La lógica indica que esa extraña mujer pueda aportar detalles sobre la muerte de Ferrand, así que se impone, foto en ristre, identificar y localizar a la mujer en alguno de los cercanos barrios del distrito.
 
 
Alguien que supo captar a la perfección esa precisión descriptiva de casas y ambientes fue Jacques Tardi, el responsable de convertir en viñetas las aventuras de Nestor Burma. De hecho, en nuestro país suelen ser más conocidos los cómics que las novelas, ya que sus adaptaciones son precisas y preciosas.