Nuestros Clubes de Lectura

Club de lectura de poesía.
Si te interesa la poesía o todavía no la has probado, éste es tu club.

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

Metamorfosis: libros IV y V

Libro que estamos comentando: 
Metamofosis

Hola a todas y todos, tal como os comenté la pasada semana retomamos el ritmo de lectura inicial de dos libros por semana. Pero metámonos en harina cuanto antes que estas páginas traen mucha tela que cortar.
 
 
Libro IV
 
Antes de empezar a hablar de los mitos del libro IV, os cuento que dicho libro me resulta especialmente interesante, y eso es así porque en estas páginas las Minieides, que pasan de los ritos báquicos, se quedan en su casa contando historias, y este será el marco en el que se irán desarrollando los mitos. Es una pena que Ovidio no dedicara algunas líneas a la narración y las narradoras, hoy los cuentistas le tendríamos en un altar.
 
Píramo y Tisbe. Este es uno de los mitos más conocidos (al menos en la Antigüedad y en siglos posteriores). Seguro que os trae recuerdos de una tragedia clásica bien conocida (al menos en el desenlace). A estas alturas uno ya puede empezar a sospechar que en los clásicos se encuentran prefiguradas muchas de las historias que se contarán, escribirán, representarán en los siglos posteriores. ¿Qué opináis sobre esto?
 
Marte, Venus y Vulcano. La historia de infidelidad entre Marte y Venus descubiertos (y atrapados) por Vulcano es bien conocida y será un referente en los siguientes mitos (e infidelidades). 
 
Sálmacis y Hermafrodito. Hemos visto muchos mitos en los que dioses y hombres persiguen a ninfas/diosas/mujeres; y también hemos visto a algunas diosas castigar a hombres (que las vieron desnudas bañándose, por ejemplo) de manera cruel. Pero lo que creo que no hemos visto hasta ahora es algo como este mito en el que una Ninfa acosa (¿y fuerza?) a un joven, hijo de Hermes y de Afrodita. Tengo muchas ganas de leer vuestras opiniones y comentarios.
 
Las Minieides. Al final Baco castiga a nuestras cuentistas y estas acaban convertidas en murciélagos. ¿Quizás por eso si cuentas cuentos en verano, a la fresca, por la noche, siempre hay algún murciélago cerca atento con sus grandes orejas para escuchar las historias?
 
Ino y Atamante. Este es un mito reescrito por Ovidio (bueno, como tantos otros) en el que Ino y Atamante acaban enloquecidos (y finalmente transformados en dioses marinos). Os invito a que busquéis otras versiones del mito (lo tenéis, por ejemplo, en la Wikipedia) que es espeluznante.
Otra cosa que me parece muy interesante de esta propuesta es que el punto de partida de la locura es el Infierno (y esa caterva de personajes monstruosos). ¿Qué os ha parecido a vosotros?
 
Cadmo y Harmonía. Cerramos aquí la historia de Cadmo (que comenzó tras el rapto de Europa, ¿recordáis? Por cierto, ¿qué os parece este final para Cadmo y Harmonía?
 
Perseo. Y comenzamos con este mito que se va a alargar unos cuantos pasajes (de hecho continúa en el próximo libro). Resulta muy sorprendente y muy interesante que el mito comience prácticamente por el final con la cabeza de la Medusa ya en su poder (y la transformación de Atlas ¿sabéis dónde están los montes Atlas?, ahora ya sabéis cuál es su origen. 
Yo cuento este mito, y lo fácil es contarlo de manera lineal: Acrisio y la profecía, Dánae y la lluvia dorada, el viaje hasta Sérifo, Dictis y Polidectes, los ayudantes en el camino a las Gorgonas, la muerte de la Medusa, el rescate de Andrómeda, la vuelta a Sérifo y el cumplimiento de la profecía de Acrisio; más o menos, para que os hagáis una idea.
Sin embargo Ovidio comienza con Perseo rescatando a Andrómeda (brutal cómo lo cuenta), luego Perseo le cuenta a Andrómeda cómo fue la muerte de la Medusa (va hacia atrás), y antes de continuar, tachán, termina el libro. (Sólo le falta un "To be continued").
 
 
Libro V
 
Perseo. Continuamos con Perseo y las consecuencias que tiene que Andrómeda y él se hayan prometido (después de que Andrómeda estuviera ya prometida con Fineo). Este capítulo brutal y dramático yo sólo he visto que estuviera en Ovidio (no sé si aparece en otras recopilaciones contemporáneas o anteriores del mito), de hecho he leído que hay estudiosos que opinan que directamente es una invención de Ovidio. Eso sí, a mí me ha recordado a otros momentos de textos clásicos (como la matanza de los pretendientes en la Odisea o unos cuantos pasajes brutales de la Ilíada). En suma, poneos a cubierto antes de leer estas primeras páginas del libro y, eso sí, disfrutad de cómo va siendo contado todo (en verdad Ovidio tiene un estilo fascinante), ¡es que entre espadazo y lanzazo le da tiempo a decir que Astreo era "hijo de una madre palestina y de padre dudoso" (p. 357)!
Yo este pasaje creo que encajaría más en el momento en el que Perseo llega a Sérifo donde Polidectes le está esperando con todos sus amigos en un banquete para burlarse de Perseo (y acabar todos, literalmente, de piedra). Pero en fin, que Ovidio puede hacer lo que le plazca, su libro es.
 
Musas y Piérides. Más narración (de historias), en este caso un combate entre Musas y Piérides (que pierden estas segundas y acaban en urracas. Por cierto, hay un pasaje bien interesante en el que hay una especie de vinculación entre los dioses griegos y los egipcios.
 
Ceres, Proserpina y Plutón. Este es un mito bien conocido (Perséfone y Hades para los que somos más antiguos) y brutal por el rapto de Proserpina. Un mito que explica por qué hay seis meses de frío y con la naturaleza dormida y por qué hay otros seis meses en los que las plantas brotan, crecen e inundan la tierra. Un mito en algún punto escalofriante en el que conoceremos el Érebo (o Averno o Tártaro o Infierno) y sus reyes.
Por cierto, las sirenas son compañeras de Proserpina y ayudan a Ceres a buscarla cuando ésta desaparece. No os despistéis y veréis que éstas son muy diferentes a las sirenas tal cual las conocemos ahora.
¿No os parece este mito brutal?, ¿y el caso de Hermafrodito, veis alguna semejanza? Y, por cierto, ¿qué pensáis del amor clásico: este flechador que atraviesa corazones con sus flechas y va montando líos allá donde pone la flecha? (¿justifica un amor del que no puedes escapar estas maneras de actuar?).
 
Por hoy vale. Os espero en los comentarios.
Feliz semana de lectura
Pep Bruno