Nuestros Clubes de Lectura

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

Primera parte: Lizard desaparece. Hasta el capítulo 8

Libro que estamos comentando: 
Los tiempos del odio

Empezar la lectura de una trilogía por el tercer libro tiene un riesgo evidente: que el lector se pierda detalles importantes del argumento o de la descripción de los personajes que el autor, en este caso autora, ha obviado por no parecer repetitiva para los que han seguido la serie desde el principio.

Además, abundan en la red en relación con las sagas los comentarios del tipo “esta entrega es mejor que la otra” o “el personaje evoluciona de esta o de aquella manera”.

De cualquier forma no dejan de ser opiniones personales que no van a restar valor a la lectura de LOS TIEMPOS DEL ODIO. Si alguien ha leído las dos novelas anteriores de la serie protagonizada por Bruna Husky, tendrá mayores elementos de crítica para poder valorar esta novela, pero los que se acerquen por primera vez a la serie se van a encontrar con una novela con un argumento independiente en el que la autora aporta algunas pinceladas de las principales características de los personajes y también una representación del escenario en el que se desarrolla la acción, el Madrid del futuro siglo XXII.

Comprobaréis que Rosa Montero mezcla con soltura y buen pulso los subgéneros narrativos de novela negra y novela de ciencia-ficción. La complicación viene dada por la ambientación de la trama de ciencia-ficción: la historia se sitúa en el siglo XXII y Bruna Husky, la protagonista, es una tecno-humana, una robot replicante con una sentencia de muerte sobre su cabeza puesto que ella, como todos los “reps” han sido creados con una vida limitada de diez años.

No tenía previsto hacer demasiadas referencias a las novelas anteriores si no es para aportar detalles que ayuden de forma palpable a la lectura de la novela. En este aspecto sí que merece la pena reseñar que Bruna ha ido adoptando progresivamente una personalidad y un carácter cada vez más humano, sin menoscabo de que la angustia que le provoca, al igual que a todos los “reps”, la conciencia de su propia identidad continúa presente en esta tercera parte de la trilogía, y para muchos eso es uno de los grandes aciertos de la construcción del personaje que hace Rosa Montero.

En este último libro, se aprecia desde sus inicios como la relación entre Bruna y Paul Lizard, el inspector de policía, se ha formalizado, lo cual le genera a la "rep" una paz y una estabilidad como no había conocido hasta el momento (quizá sí con su anterior amante, Merlín, también tecnohumano, del que habla desde la primera entrega de la serie, "Lágrimas en la lluvia"). Sin embargo, esta paz se ve interrumpida, bruscamente, cuando el inspector es raptado y su vida corre peligro.  Bruna Husky se lanza a una búsqueda desesperada del policía, llevando a la práctica esa ley no escrita pero utilizada frecuentemente por los medios policiales de que las posibilidades de encontrar con vida a un desaparecido se reducen considerablemente pasadas setenta y dos horas.

¿Leéis habitualmente ciencia-ficción? ¿Tenéis algún argumento que eche por tierra ese tópico de que a las mujeres no les gusta la ciencia ficción (y a los hombre no les gustan las novelas de amor)?

La figura de los replicantes está sacada, aunque sea tangencialmente, de la pelílcula "Blade Runner". Si os gusta la película, ¿véis algunas diferencias con los "reps" de la novela?