Nuestros Clubes de Lectura

Club de lectura de poesía.
Si te interesa la poesía o todavía no la has probado, éste es tu club.

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

4ª parte. Combate en Cosmos. Hasta el capítulo 31

Libro que estamos comentando: 
Los tiempos del odio
No tenemos que perder de vista que EL TIEMPO DEL ODIO es la tercera parte de una trilogía que, aparentemente, Rosa Montero tiene previsto cerrar con esta novela. Muchos de los personajes que en ella aparecen ya han sido presentados y descritos en las novelas anteriores y no conviene, puesto que muchos de los lectores de esta autora son fans de su obra y leen todas y cada una de sus novelas, extenderse en las causas y los orígenes de la conducta de cada uno.
 
Lo confirma en una entrevista publicada en un diario digital de Burgos en 2018: "(Esta novela) Cierra un ciclo y es una suerte de apoteosis de todo lo que anticipaba en las dos entregas anteriores (Lágrimas en la lluvia y El peso del corazón)". "Comparto con Bruna el dolor por los mordiscos que nos da el tiempo, el impulso vital que le lleva a comerse la vida a bocados, su conflicto entre el amor y la independencia y la angustiosa obsesión por la muerte y el paso del tiempo".
 
Son dos citas que resumen perfectamente la pasión con la que ha perfilado la personalidad de su heroína y evidencia cuantas situaciones de las que hace vivir a Bruna han sido experimentadas anteriormente por la escritora. El ímpetu con el que acomete la búsqueda de Lizard y la desesperación que sufre cada día en la que unos de los rehenes es ejecutado por los terroristas, solo tiene su contrapartida en el alivio que experimenta cuando su enamorado no ha sido ese día el elegido.
 
En los capítulos que leemos en esta ocasión, hasta el capítulo 31, ya es publico y notorio que Lizard y unos cuantos servidores de las fuerzas de seguridad de los EUT han sido secuestrados (muy fácilmente, por cierto) por un grupo terrorista, el EJI (Ejércirto de la Justicia Instantanea) que ha adquirido misteriosamente una capacidad operativa que no se puede entender sin la ayuda económica y organizativa de organismo y entidades muy poderosas.
 
Los integrantes de este grupo son elementos cada vez más jóvenes, con ideas más redicales, que dejan en evidencia las contradicciones del estado y del sistema de gobierno de los EUT
En el capítulo 29 uno de los personajes que rodean a Bruna, Enma, una joven amiga que se ha unido a Gabi, otra joven rusa que ha acabado sido acogida por Yannis a sugerencia de Bruna y que será clave en el desenlace de la novela, expresa comentarios muy críticos contra el sistema supuestamente democrático que rige los EUT. Lo califica de injusto, hipocrita, desigual y corrupto, calificativos que si los aplicamos con matices a nuestras formas de gobierno actuales, tampoco parece que estén muy desviados. La respuesta de Yannis es que los EUT son una nación joven, de solo 12 años, que todavía tiene que corregir sus desajustes.
No parece que Bruna esté muy definida en su apoyo al gobierno democrático terrestre ni muestre opiniones críticas hacia las situaciones de desigualdad que sufren los habitantes de la Tierra. Ella acepta con dolor las experiencias traumáticas que ha vivido Gabi en su juventud, pero solo tiene capacidad para compadecerse de su propia existencia como androide, del rechazo de los humanos hacia la singularidad de los reps y de la angustia por el paso del tiempo que de forma inexorable le separa de su vida junto a Lizard y le lleva a sufrir el TTT (Tumor Total Tecno) de todos los androides.
 
En estos capítulos inicia de forma particular el rastreo de las pistas que le acerquen al paradero de los rehenes, experimentando una relación de amor-odio, de colaboración, celos y sospechas, con la policía.
La búsqueda de posibles jóvenes integrantes del EJI le lleva a frecuentar locales como el Mosca, donde conoce la existencia de miembros de organizaciones alternativas que muestran su hostilidad a lo que pueda representar una rep de combate como Bruna. La aparición de la policía, que realiza una redada en el local, impide que pueda contactar con alguno elementos que ha reconocido como pertenecientes a los grupos terroristas, pero entre el caos de la actuación policial, se encontrará con Gabi, antigua protegida suya, y a Emma, que como hemos dicho jugará un papel fundamental en el desenlace de la novela.
Mientras tanto los terroristas del EJI se muestran cada vez más atrevidos y con más capacidad organizativa. Son capaces de atacar la sede de la cooporación industrial de TRANSHUMAN, el entramado económico y financiero de Jan Lago y de secuestrar también a su hijo Janhache
 
Jan Lago es el cabeza visible de varios movimientos conservadores y tradicionalistas que, apoyándose en el poder económico, luchan por preservar el orden institucional y continuar con su situación de privilegio, aunque ello redunde en la continuidad de los desajustes igualitarios de los ciudadanos de los EUT.
Continuando con su investigación de los documentos que la hermana de Lizard, Barri Aznárez, hace llegar a Bruna, Yannis, una vez más, muestra sus dotes de documentalista investigador y descubre que las líneas del texto de Lizard hacen referencia a unas coordenadas que correponden sorprendentemente (o no) con un lugar concreto en Cosmos, la plataforma suspendida que compite con el gobierno de los EUT en mantener la supremacía terraquea. Esa información se completa con el rescate de unas imágenes del ordenador de Lizard, que muestran un espacio que parece servir de campo de entrenamiento de grupos paramilitares. Es fácil deducir que esas imágenes corresponden a las coordenadas descifradas por Yannis y que ese campo de entrenamiento se encuentra en Cosmos.
Con más urgencia que planificación Bruna y Barri alquilan de incógnito una nave que les llevará a intentar saltarse las limitaciones a la entrada de viajeros en Cosmos y a descubrír qué hay de cierto en esas sospechas.
Estas son unas páginas de pura acción, con una descripción majestuosa de la estación espacial. Hangares, pasarelas, tubos, esferas, todo refulgente y con acabados lisos y metalizados, todo los escenarios de las estaciones espaciales de las películas de ciencia ficción. Y una vez dentro de las estación Cosmos, Bruna inicia la búsqueda del hangar de la foto del ordenador de Lizard, donde se instruían los miembros de los grupos terroristas. Sin embargo, a pesar de que al final el espacio solo parezcaa ser un almacén de robots, Bruna sospecha que toda su aventura en Cosmos ha sido demasiado fácil y que el hangar ha sido preparado para certificar que las sospechas de Bruna eran infundadas. Solo una mancha de explosivo en el suelo, similar al que utiizan los terroristas del EJI en la Tierra, certifican la conexión y colaboración entre el gobierno de Cosmos y los terroristas. 
 
Por fin Bruna demuestra sus condiciones de rep de combate. Sus sospechas se confirman cuando es atacada por la seguridad de la plataforma y se entabla un vertiginoso combate del que Bruna sale milagrosamente indemne.
Al Sur | Rosa Montero