Nuestros Clubes de Lectura

Club de lectura de poesía.
Si te interesa la poesía o todavía no la has probado, éste es tu club.

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

2º parte. Cinco nuevos relatos, hasta "Amor y Fraternidad".

Libro que estamos comentando: 
La nochevieja de Montalbano
En alguna crítica a "La Nochevieja de Montalbano" he podido leer que esta colección de relatos, más que reproducir en formato reducido las hazañas de Salvo Montalbano y sus compañeros (o, a veces, a pesar de ellos), es una descripción sociológica de la Sicilia de finales del siglo XX.
 
Será por eso que los personajes, tanto policías como criminales, o los individuos circunstanciales que resultan necesarios para dar vida y color a cada uno de los fagmentos, llenan las páginas con hechos increíbles, tanto que parecen irreales a pesar de que todo se deba al fino olfato de Camilleri para destaca las particulares fomas de ser de sus paisanos.
 
En "Catarella resuelve un caso" el insospechado protagonista es el torpe e iletrado Cataré que, por una vez, demuestra tener un acertado sentido de observación y una lógica muy particular que acierta plenamente en la forma de encauzar el caso del cadáver de Maria Lojacomo.
 
En esta historia la acción y los personajes pertenecen a las capas más bajas de la sociedad. Maria Lojacomo ha aparecido muerta en un bunker, en unas condiciones que hace necesario el análisis del forense para determinar que su cuerpo ha sugrido violencia y que lleva en ese lugar pestilente desde hace unos meses.
En "El juego de las tres cartas" las cosas no son lo que parecen. Lo que en principio se supone un atropello mortal a un anciano bien empapado en alcohol, resulta, después de saber que el fallecido no bebía una gota, un golpe voluntario que ha buscado la oscuridad de la noche para perpretar un crimen. Hay que buscar al culpable y el movil del asesinato en los chantajes que se producen en el ámbito del departamento de obras del ayuntamiento de Vigâta.
 
"Unos trozos de cuerda absolutamente inservibles" es posiblemente el más policial de los relatos de esta semana. Camilleri muy hábilmente introduce varios giros en el argumento y cambia la perspectiva de un caso que está vez no está marcado por ningún crimen. 
 
El denunciante de un robo en su domicilio resulta ser uno de los personajes más singulares de todo el libro. El contable Ferro reune desde hace muchos años en su casa de las afueras todos los desperdicios de su vida diaria , ordenados y clasificados,  de forma que nada sólido sale de su domicilio sino que permanece en los sótanos de la casa perfectamente ordenados en cajas.
 
El insólito robo se produce cuando el propietario descubre un cristal roto en la ventana del sótano y echa en falta una caja que contiene todas las chapas de las botellas de cerveza consumidas el año anterior.
 
"Referendum popular" tiena como protagonista involuntaria a Eleonra Briguccio. Su mente perversa le lleva a imaginar una campaña de desprestigio que pone en boca de todo el mundo su honorabilidad y los cuernos de su marido.
 
"Referendum popular. Es la señora Briguccio una p....?" luce en los pasquines que un buen día aparecen en las calles de Vigáta y que hace que en esta localidad se arme la de Dios.
 
"Montalbano se rebela" se estructura como un ejemplo de una género que está actualmente de moda, la autoficción. El autor, Camilleri, se imagina escribiendo un relato con Montalbano de protagonista, algo que puede ser real, mientras que el propio comisario sale de su relato y se presenta ante el autor para advertirle que él nunca colaborará, ni siquiera por interés monetario, en un argumento sanguinario y truculento (gore, como se dice ahora). Montalbano le advierte que, si llega el caso, tendrá que buscarse otro protagonista.
 
Este relato sirve como fórmula de expresión de la opinión de Camilleri respecto a los límites que un escritor debe respetar para estar en paz con sus lectores y para sentirse orgulloso de su propia trayectoria.
 
Sorprende que este relato, desde el principio, crea una inquietud en los lectores que están acostumbrados a los temas y la forma de narrar de Camilleri. Detectamos que este mundo violento de cadáveres descuartizado y ojos fritos no tiene lugar en los espacios geográficos imaginados por el escritor siciliano de Vigàta o Montelusa.