Nuestros Clubes de Lectura

Club de lectura de poesía.
Si te interesa la poesía o todavía no la has probado, éste es tu club.

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

4. Invisible: Hasta el final

Libro que estamos comentando: 
Invisible

Hola leolos, llegamos al final de la lectura compartida.

 La historia se interroga acerca de dos cuestiones: quién no ha deseado alguna vez ser invisible y quién no ha deseado alguna vez dejar de serlo.

El argumento tiene tela. . . el típico chico empollón “rarito” porque saca muy buenas notas, que sufre bullyng escolar por el típico mendrugo repetidor de curso, el grandullón de turno que le tiene mucha envidia y que al percibir su vulnerabilidad, indefensión y el apoyo de todos los demás compañeros de la clase, se crece, se hace cada vez más fuerte. 

La percepción del niño (que por cierto no tiene nombre en la novela), es que está rodeado de monstruos, todos son unos monstruos: el que le acosa, los que le ríen las gracias y los que no son capaces de mover un dedo por él, sobre todo por miedo. Ni siquiera su mejor amigo Zaro (el chico de la cicatriz en la ceja) ni Kiri, la chica que le gusta (la chica de las cien pulseras) son capaces de hacer nada, y aunque sufren por él, el miedo lo domina todo, les inmoviliza.

Ha descubierto además la otra cara de la violencia, la que nunca se menciona: la de quien mira y no hace nada. La de todos esos compañeros que se han acercado a ver el espectáculo pero han decidido no intervenir; la de los que, ante una pelea, solo saben sacar la cámara de su móvil para poder presumir después del momento; la de esos que ante un accidente prefieren hacer de todo menos ayudar; la de aquellos que ante una injusticia giran la cabeza hacia el otro lado, hacia donde no hay nada que ver. 

Es aterrador pensar que en este momento, en cualquier lugar del mundo y en cualquier escuela, muchos chicos puedan estar pasando por lo mismo. Pero lo peor de todo, lo que más me aterra es pensar que la mayoría de los padres y profesores muy probablemente no tengan ni la más remota idea del acoso. Y que muchas de las personas que lo perciben o directamente lo ven, mirarán hacia otro lado haciendo como que no ven, convirtiendo a las víctimas en seres invisibles para todos, para el mundo, para ellos mismos. ¡Es algo tremendo!

El libro es crudo, me ha impactado, por lo que cuenta, y porque el autor consigue que te metas en la piel del chico "exinvisible" y hacerte sentir un nudo en el estómago, una pena infinita por él y por todas las víctimas que sufren bullying.

Y mientras lees te gustaría tanto poder ayudarle, meterte en el argumento y protegerle del grandullón, ir a ver a sus padres, zarandearlos un poco para que abran los ojos y contarles todo por lo que su hijo está pasando y llamar al despacho de la directora y decirle cuatro cosas bien dichas.

Pero como eso no es posible, sigues leyendo hasta el final con el corazón en un puño deseando que todo acabe bien para el muchacho.

¿La recomiendo? Por supuesto. De hecho creo que “Invisible” debería ser lectura obligada e imprescindible para todos los padres, profesores y adolescentes en general, para todos aquellos que tengan a su cargo chavales en edad escolar, porque quizás pueda ayudarles, darles pistas para entender las señales, esos gestos que pueden pasar desapercibidos si no se está muy atento, con la antena puesta, esos comportamientos un tanto extraños que pueden estar pidiendo ayuda a gritos, una defensa contra esos monstruos acosadores que pueden estar en cualquier parte, en cualquier lugar.

Y al margen del tema principal que es el bullying escolar, la novela también te hace plantearte de que forma podemos nosotros influir o nos influyen (ya sea consciente o inconscientemente), en hacer "invisibles" a los demás. ¿Os lo habéis preguntado alguna vez? Porque . . . al fin y al cabo, de una manera o de otra, "invisibles" podemos ser todos y monstruos también.

El acoso es el resultado de la sociedad permisiva que estamos construyendo entre todos, en la errónea creencia de que las cosas no existen si no nos afectan personalmente (p. 173). El pensamiento de la profesora de Literatura es claro: “Sabe también que no es el tren el va a llevarse por delante la vida de ese chico, ni siquiera es MM el culpable; no, los que van a acabar con una vida que apenas ha podido estrenarse son todos los que han mirado pero han preferido no ver; también toda esa gente que ni siquiera ha querido mirar: Sabe que uno no es invisible si los demás no le ayudan a serlo (p. 282)”.

   El final del libro no es sorprendente en el sentido de que el primer capitulo te dice que ha habido un accidente, pero ir viendo cómo se acerca ese día y qué es lo que pasa... me ha parecido un final muy crudo.

Quería terminar la lectura de Invisible lanzando tres cuestiones

•          Resulta muy intrigante: no se sabe muy bien quién es el protagonista, qué le ha pasado, qué relación tiene con los otros narradores y en la sinopsis poco se dice del tema del libro. ¿Crees que este es uno de los secretos de su gran éxito?

•          Uno de los protagonistas reflexiona acerca de la importancia de no ser demasiado listo, de pasar desapercibido, de ‘no destacar ni por arriba ni por abajo’, de estar entre los mediocres. Algo que vemos que parece chocar -en nuestro mundo adulto- con ese afán de protagonismo a través de redes sociales y medios de comunicación, ¿no te parece?

•          Una profesora es la que ve la situación que nadie más ve e interviene incluso sin el apoyo de la dirección, que no ve el problema. ¿Crees que es reflejo de la situación real, que no hay compromiso del sistema porque no hay concienciación?

Feliz lectura

Alejandro