Nuestros Clubes de Lectura

Club de lectura de poesía.
Si te interesa la poesía o todavía no la has probado, éste es tu club.

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

2.Invisible: hasta página 150

Libro que estamos comentando: 
Invisible

Hola a todas y todos continuamos la lectura compartida de Invisible de Eloy Moreno. Esta semana leeremos hasta la página 150 del libro. Seguimos un poco conformando el puzzle, aunque algunos ya lo habéis completado, no importa. Eso sí, nos desvelar nada en vuestras intervenciones, de esa manera continuaremos encajando piezas.

Todos los libros de Eloy Moreno tienen varios puntos en común: todos te hacen reflexionar, en todos es fácil verte identificado en algún punto y de todos es difícil explicar de tratan sin dejarte algún punto importante y es que creo que en cada libro de este autor cada persona puede sacar sus propias enseñanzas. Para mí el punto en común más importante de todos ellos es que todos dejan huella, calan y hasta dejan unos días pensando en sus personajes, en sus acciones y sobre todo en las reflexiones que nos deja cada historia.

El tema principal de este libro es un gran secreto, aunque también trata de temas como la amistad, el coraje, enfrentarse a miedos, el primer amor y, sobretodo, como en un mundo en el que todas las personas hacen ver que no se dan cuenta de algo, el acto de una sola persona puede cambiar los acontecimientos e incluso salvar una vida.

En este caso Invisible trata de un tema de plena actualidad en nuestros días y lo trata de tal manera que hace lo complejo fácil de entender y todo gracias a que la voz que nos relata la historia, de quien lo sufre

A través de sus vivencias, de sus pensamientos, de su manera de interpretar todo lo que sucede a su alrededor iremos viendo como lo que inicialmente la mayoría califica de «bromas de niños» se va convirtiendo en un verdadero problema sin que nadie a su alrededor se dé cuenta. Veremos cómo va creciendo y  creciendo la bola, cómo todo se va haciendo cada vez más grande, más importante, va creciendo más en intensidad y también cómo se transforma.

También se trata de forma muy acertada la manera en la que un hecho sin importancia puede tener un gran impacto en un niño y cómo todos en nuestra medida contribuimos a que el problema permanezca y a que esos «agresores» se hagan más fuertes por nuestro mirar hacia otro lado, por las apariencias, por el miedo, porque no nos toque, por el prestigio, porque hay cosas más importantes o por cualquier otra excusa que nos queramos poner. Esta es la “enseñanza” que me ha dejado este libro, la conclusión con la que me quedo y con la que no puedo estar más de acuerdo y la que una vez más, como en todas sus anteriores novelas, ha conseguido removerme por dentro y hacer de este libro un libro incómodo porque todos nos podemos ver reflejados en alguna ocasión en esos monstruos a los que tanto criticamos.

También quiero destacar el comportamiento, que nos debe hacer pensar, de todos los compañeros y amigos, del profesorado, de los otros padres, de cualquiera que ve lo que pasa y piensa  «mejor que no me meta no sea que me pase a mí también» o que «no es su problema» . Cómo esos comportamientos llevan a la víctima a pensar que tiene superpoderes, que se ha vuelto invisible y esa es la auténtica razón por la que nadie le ayuda. Me ha conmocionado de sobremanera la manera de pensar de este niño que se crea un mecanismo de autodefensa para poder sobrevivir día tras día.

Y el otro punto importante es el ejecutor, el de cuáles son las razones que tiene para haber llegado a ese punto, que algunas veces la raíz no es otra que el mal que crece en él sin motivo aparente pero la gran mayoría el origen está en su propio sufrimiento y en la incapacidad de las personas que lo rodean para hacer de un hecho traumático un aprendizaje y no la raíz de odio, la semilla de querer infligir el mal a otros para sentirte fuerte tú.

Para aquellos que se incorporaron más tarde os dejo una relación y características de los principales personajes :

·        El chico invisible: El protagonista de la novela. No se sabe su edad ni mucho de él, se puede adivinar que va al instituto, probablemente a ESO, que no le importa estudiar (saca buenas notas y ahí empiezan sus problemas), le encantan los cómics de super héroes y adora a su hermana pequeña, Luna.

·        Kiri o la chica de las cien pulseras: Ella y “el chico invisible” son amigos de toda la vida, es alegre, divertida, de larga melena y le encanta vestir de formas estrafalarias. Sí, lleva como unas cien pulseras en los brazos y “el chico invisible” empieza a pensar que está enamorado de ella.

·        Zaro, el chico de la cicatriz en la ceja: El tercer integrante del grupo de amigos del protagonista. Se conocieron haciendo una carrera en bici, Zaro se quedó sin frenos y se dio contra una pared, de ahí le quedó la cicatriz en la ceja.

Es un chico divertido al que también le gustan los cómics y parece que también siente algo por Kiri.

·        MM, el chico de los nueve dedos y medio: El líder de la clase, ha repetido dos veces de curso, es más mayor y más fuerte. De familia con dinero se cree con derecho a todo y lo peor es que tiene un grupo de amigos que lo ayudan en todo. O estás con él o contra él.

·        El dragón: Se esconde en el interior de una joven profesora de literatura y en su espalda, en forma de tatuaje, siempre vigilante y el único que se da cuenta de lo que pasa con “el chico invisible”. La profesora sabe que cuando el dragón se despierta ya no hay forma de hacerlo dormir.

En una de las muchas entrevistas que se han hecho a Eloy Moreno ha afirmado esto: “He conseguido un milagro, que dos generaciones comenten el libro en las casas, la de los padres y los hijos”.

¿Creéis que el libro va destinado a los jóvenes, en primer lugar, y a sus padres, como consecuencia?

Feliz semana de lecturas

Un saludo,  Alejandro