Nuestros Clubes de Lectura

Club de lectura de poesía.
Si te interesa la poesía o todavía no la has probado, éste es tu club.

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

1.Invisible: hasta página 75

Libro que estamos comentando: 
Invisible

Hola a todas y todos, en la carta de presentación ya os contaba sobre la necesidad de  leer Invisible de Eloy Moreno, os lo recuerdo de nuevo:

  • Porque se sirve cruda, sin cocinar, sin edulcorar. Porque los ojos de un niño, su mirada nos devuelve una realidad tan simple que asusta, tan inevitable que nos encoge el corazón. Una realidad donde “Es importante no ser demasiado listo en el colegio, así uno pasa más desapercibido, es mejor ser de los mediocres, no destacar ni por arriba ni por abajo.”
  • Porque pone el foco en los testigos, en los colaboradores necesarios, en la culpa, en la responsabilidad de todos. Porque ilumina zonas oscuras, aspectos incómodos, que escuecen y nos dan qué pensar. Porque nos muestra “la otra cara de la violencia, la que nunca se menciona: la de quien mira y no hace nada.
  • Porque a pesar de la magia y la fantasía… este no es un cuento de hadas: “Es curioso y triste que haya tantos monstruos en esta sociedad, los que hacen y los que miran, los que ríen y los que graban el vídeo…”
  • Porque deja un gusto amargo, pesimista y provocador.
  • Porque nos pone ante las preguntas aunque las respuestas nos duelan: “Cómo duele hacerse preguntas cuando las respuestas llegan tarde”

Una novela necesaria…

Hablar de esta novela es todo un reto. Es como jugar al tabú, ese juego en el que los demás tienen que adivinar la palabra propuesta sin poder decir en la definición una serie de palabras concretas. Aquí ocurre un poco igual, tienes que contar de qué va la novela sin decir para nada una serie de cosas de la misma, porque si lo haces es como contar el final de “El sexto sentido” a los que no han visto la película.

No voy a haceros un resumen de la trama como suelo hacer con otras lecturas compartidas porque lo que hace especial a esta historia es que vayamos descubriendo su verdadero significado conforme avanzamos en la lectura, conforme el autor y sus protagonistas desgranan la trama, grano a grano, inundando al lector de sensaciones que sobrecogen y conmueven, que sorprender y, al mismo tiempo, nos resultan familiares, que desgarran y recomponen. Se sufre junto a unos personajes partícipes de una trama que, a simple vista, cuenta con un único protagonista indiscutible y que, sin embargo, involucra a un gran número de personas.

La novela arranca de un modo extraño, como si de un cuento se tratase, sin que tengamos muy claro a qué tipo de narración vamos a enfrentarnos. De hecho, comienza con la historia de una chica que, en un momento dado, decide tatuarse un dragón en su espalda:

«Lo que aún no sabe es que habrá momentos en los que ese dragón despertará y no siempre podrá controlarlo. Lo que aún no sabe es que no es ella quién se está tatuando un dragón en la espalda, sino que es el dragón el que ha encontrado un cuerpo sobre el que poder vivir». (Página 13)

Diré por tanto lo que sí puede decirse: Invisible es una novela de niños, pero no sólo para niños. Contada desde el punto de vista de un niño, nos va a contar su día a día, el por qué en un momento dado decide ser como los héroes de los comics que tanto le gustan y conseguir un súper-poder. Y consigue más de uno, pero sobre todo consigue el que ha perseguido desde un primer momento: ser invisible:

«Me encantan los superhéroes, siempre he soñado con ser uno de ellos, siempre he querido tener algún súper-poder… y mira por dónde al final he conseguido tener unos cuantos». (Página 53)

Durante la primera mitad del libro nos sentiremos desorientados al no saber a ciencia cierta lo que está ocurriendo, aunque ya nos vayamos haciendo una idea a grandes rasgos, y son los propios protagonistas los que nos van dejado migajas de lo que ocurre de verdad, haciendo que el lector se sienta cada vez más conmovido, más tenso y más estupefacto por cómo transcurre todo, por cómo se desarrolla y cómo de implicados se van viendo todos y cada uno de los personajes, tanto principales como secundarios.

Invisible está narrado desde diferentes puntos de vista, tanto desde el exterior por un narrador omnipresente que ve todo lo que ocurre y expresa la perspectiva de familiares, amigos y vecinos como testigos de los hechos; como desde dentro, a través de los ojos de nuestro chico Invisible, un joven que transmite de manera magistral cómo vive esa realidad en la que se encuentra, siempre desde la mirada inocente y esperanzada de un niño que no debería conocer a tan temprana edad la maldad de los monstruos que viven a nuestro alrededor.

Desde hace un tiempo, un chico se despierta cada noche con profundos dolores y un pitido ensordecedor, en una habitación de hospital. Hace mucho que no duerme más de cuatro horas seguidas. A su lado, una madre lleva ya muchas noches durmiendo en un sillón incómodo, aferrándose al hijo que creía haber perdido.

Lejos de allí, una chica con más de cien pulseras se ve incapaz de ir a visitar al chico del accidente. Lleva tiempo hospitalizado, con sondas, vendajes y el pelo quemado. Ella no se siente preparada para volver a verlo, no en estas condiciones.

También le cuesta conciliar el sueño al chico con la herida en la ceja. Su amigo lo necesita más que nunca, pero lo ha dejado tirado. Ha preferido mantenerse al margen, aun sabiendo que él nunca lo haría.

Todos tenemos poderes. Eso es lo que chico de la habitación de hospital pretende explicarnos. Algunos poseen un olfato extraordinario, otros pueden ver con detalle en la oscuridad o escuchar a largas distancias, y él puede volverse invisible cuando quiera. O al menos podía, antes del accidente que lo ha desvelado todo y lo ha postrado en una cama de hospital.

Por increíble que pueda sonar, volverse invisible era la única manera que tenía de escapar de los monstruos, los que se esconden detrás de las puertas, debajo de las camas, y se te meten dentro.

A través de un ambiente lleno de misterio y giros argumentales, el libro nos habla de temas que van más allá de los súper-poderes. Sin embargo, revelarlo sería romper el efecto del hilo narrativo que el autor tanto se ha esmerado en crear. Lo interesante será que descubras todo el significado que se esconde detrás de estos personajes, adentrándote en una historia diferente y original como es Invisible.

Debes  ir encajando las piezas como en un puzle para entender qué pasó y por qué.

Esta  primera semana leeremos hasta la página 75, como os explicaba en la reseña, la lectura parecerá inconexa, las distintas piezas  hay que ir ensamblándolas para que vaya formando un "todo.

Feliz semana de lectura

Alejandro

 

Eloy Moreno nos presenta su novela Invisible