Nuestros Clubes de Lectura

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

Última parte: el desenlace.

Libro que estamos comentando: 
Donde los escorpiones
Los palos de ciego que Bevilaqcua y su equipo van dando para intentar esclarecer el asesinato del sargento Pascual González ofrecen el inesperado fruto de dos pistas que van a conducir al caso a su resolución definitiva.
 
La primera es el resto de sangre en el cuchillo amapolero que, evidentemente, aparece junto a la sangre de la víctima. Y la otra es el desbloquéo del móvil, más concretamente del WhatsApp del difunto, gracias a la perspicacia de la guardia Salgado.
 
La primera pista solo puede ser efectiva si transcurren cuatro o cinco días hasta que las pruebas de la sangre se translade a España y sea analizada en los laboratorios policiales. Hasta que ese momento llegue no queda otra que acudir a la perspicacia y a la capacidad de deducción del equipo de militares y guardias civiles.
 
En una de las escenas más interesantes de la novela, y seguro que en la que más se acerca a la novela policial, el grupo pone sobre el tapete todas las posibilidades que hasta ese momento se han ido barajando y también han evaluado las posibilidades de que cualquiera de los sospechosos conocidos sea el culpable.
 
Llegan a la conclusión de que Pascual tenía la capacidad de conocer el punto flaco de las mujeres y de que le gustaba utilizar las ventajas de ese conocimiento. Todos coinciden n que alguien conocía los encuentros fugaces en el corimec y le tendió una emboscada para asesinarlo.
 
 
Cuando llega el momento de poner nombre y apellidos a los sospechoso es el momento en el que los lectores se muestran más sorprendidos.
 
Con una técnica muy discutible, Silva acelera la narración con la resolución de algunas pistas clave que ireís descubriendo en el desenlace del libro. Pero toda la claridad que en ese momento se instala en las conversaciones del grupo investigador se convierte en oscuridad para los lectores. No sabemos quién es el principal sospechoso, ni la personalidad del que consideran el actor material del asesinato. Solo en el momento tenso de su declaración confesará su culpabilidad y los motivos por los que aceptó cometer el crimen. Lorenzo Silva ha sabido manejar toda la trama para mantenerte enganchado y que no sepas hasta las últimas páginas quien es la persona culpable del asesinato.
 
Ahora nos gustaría conocer vuestra opinion final de la novela. ¿Cómo lo habéis pasado? ¿Os ha entretenido? Alguno y alguna ha manifestado su opinión negativa de la novela hasta  estos momentos finales. 
 
En esta última parte ha aparecido el personaje de Bevilaqcua en su estado más puro y con sus virtudes policiales en plena forma. Además en este caso ha estado rodeado de un equipo que ha estado plenamente a su altura.