Nuestros Clubes de Lectura

Literatura de viajes

Club de lectura de poesía.

Literatura juvenil

Clásicos universales

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

SEMANA 7

Libro que estamos comentando: 
Soledades, galerías y otros poemas

Buenas noches
 
En el Club de Lectura Virtual Atrapaversos continuamos recorriendo los caminos transitados por Antonio Machado, a través de las páginas de su poemario "Soledades, galerías y otros poemas". La semana pasada leímos los poemas número 55 (hastío) al 65 (sueño infantil), en el orden en que aparecen en el libro. Podría existir alguna variación -como hemos visto- en algunas ediciones, pero no importa siempre que al comentar os refiráis al poema por el primer verso o título si lo tiene, porque así podremos identificarlo, localizarlo y leerlo. Esta semana toca leer los poemas del 66 (y esos niños en hilera) al 76 (¡Oh, tarde luminosa!l), adentrándonos en la etapa final del libro.

Entre los poemas más comentados esta semana destaca el poema LIX, un poema muy conocido:
 
Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que una fontana fluía
dentro de mi corazón.
 
Di, ¿por qué acequia escondida,
agua, vienes hasta mí,
manantial de nueva vida
de donde nunca bebí?
 
Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que una colmena tenía
dentro de mi corazón;
 
y las doradas abejas
iban fabricando en él,
con las amarguras viejas
blanca cera y dulce miel.
 
Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que un ardiente sol lucía
dentro de mi corazón.
 
Era ardiente porque daba
calores de rojo hogar,
y era sol porque alumbraba
y porque hacía llorar.
 
Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que era Dios lo que tenía
dentro de mi corazón.
 
La temática de este poema tan simbólico es la búsqueda de Dios y la felicidad. El poeta lo identifica con objetos cotidianos de su infancia andaluza (fontana, colmena, sol...), como si la calidez de esos recuerdos fuesen la prueba de que Dios siempre hubiese estado con él. Además, la cuidada estructura de las estrofas, la introducción de elementos personales y el hecho de que lo escribiese en primera persona contribuyen a agrandar la sensación de "intimidad" del poema y, por ende, nuestra implicación con el mismo.
 
En cuanto a la estructura del poema es muy sencilla (como es habitual en Antonio Machado): siete cuartetos de rima consonante. Las estrofas van relacionadas dos a dos, excepto la última que constituye el desenlace del poema y lo dota de mayor fuerza.
En este enlace se puede consultar un análisis de este poema muy interesante: https://comentariotexto.wordpress.com/2008/02/21/comentario-de-poema-de-...

Otro poema que comentamos fue el poema LX, que está relacionado con el anterior (cangilones/fontana, colmenares/colmena, sueño/despierto...) pero esta vez escribe desde un punto de vista pesimista en contraposición al poema que comentábamos anteriormente (de alta  carga positiva), como si esperase una señal de la presencia de ese Dios cuyo consuelo busca el poeta constantemente.
 
Otro poema comentado fue "HASTÍO" , del que reseñamos cómo el poeta vuelve a mirar la casa familiar a través de los años y percibe sensaciones y sentimientos totalmente distintos, tratándose de la misma estancia y de los mismos objetos. Parece resumir el verso de Pablo Neruda: "Nosotros, lo de entonces, ya no somos los mismos". Es como si la felicidad y la capacidad de asombro y curiosidad que entonces sentía por la vida, hubiesen desaparecido y ahora las contemplase a través de un visillo de nostalgia. En esta lectura coincidimos en que la evocación de la imagen del otoño (la fronda dorada) pesa más que las descripciones de lo mustio y lo marchito.

 

En cuanto a "GLOSA", lo interpretamos como si el poeta "reescribiese" a su manera ese poema tan conocido de Manrique en una especie de homenaje.

 
 
Para acabar, apunto otro verso que ha atrapado a una lectora cada vez que relee el poema LXIII:
Y era el demonio de mi sueño, el ángel / más hermoso
 
Por favor, recordad que el análisis de la lectura y los intercambios de impresiones los hacemos a través de los comentarios y que es muy importante vuestra participación porque estas aportaciones nos conducen a nuevos puntos de vista y a reparar en aspectos en los que quizá nunca nos hubiésemos fijado. Cualquier comentario, por sencillo que sea, es bienvenido porque nos enriquece.
 
Nos vemos en los comentarios
Cuidaos y cuidad

Besos y versos