Nuestros Clubes de Lectura

Literatura de viajes

Club de lectura de poesía.

Literatura juvenil

Clásicos universales

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

SEMANA 5

Libro que estamos comentando: 
Soledades, galerías y otros poemas

Buenas tardes
 
En el club atrapaversos continuamos caminando junto a Antonio Machado por sus "Soledades, galerías y otros poemas". Esta semana toca leer los poemas número 44 (el casco roído y verdoso) al 54 (los sueños malos), en el orden en que aparecen en el libro. Podría existir alguna variación -como hemos visto- en algunas ediciones, pero no importa siempre que al comentar os refiráis al poema por el primer verso o título si lo tiene, porque así podremos identificarlo, localizarlo y leerlo.
 
La semana pasada leímos los poemas 33 al 43 y en los comentarios realizamos las siguientes apreciaciones:
 
1. En los poemas de Machado abundan alusiones al folclore popular andaluz y, si os fijáis, en muchas ocasiones utiliza métricas muy sencillas (versos de arte menor: menos de 8 sílabas) y estrofas populares como la copla y el romance. La sencillez es una de sus señas.
 
2. La nostalgia, la vida, el paso del tiempo...siguen siendo los temas recurrentes de los poemas, pero siempre desde un punto de vista intimista y reflexivo. El símbolo del camino y el caminante es una constante a lo largo del libro.
 
3. Uno de los poemas más mencionados "Abril florecía...." muestra un gran contraste entre la explosión de vida que lleva consigo la primavera en un lado de la ventana:
 
"Abril florecía
frente a mi ventana.
Entre los jazmines
y las rosas blancas
de un balcón florido
vi las dos hermanas."

 
Y la muerte y el luto al otro lado: 
 
"Señaló el vestido
que empezó la hermana.
En la negra túnica
la aguja brillaba;"
 
Ciertamente,el poema pone de relieve el hecho de que la vida puede terminar bruscamente y con mucho dolor para unos y que, por otro lado, prosiga feliz y bella para otros. Es un poema con una reflexión existencialista de lo efímera que es la vida y la felicidad. Un tema que nunca pasa de actualidad.
Hemos encontrado reminiscencias de Bécquer en el poema donde abundan las personificaciones (la tarde sueña), paralelismos y contrastes que hacen más intenso el poema y la idea de ausencia.Los versos cortos también potencian esa sensación. Por último, creo que la finalidad de la composición queda patente en esa dualidad vida/muerte, juventud/vejez, alegría/tristeza que acompaña el ineludible paso del tiempo.
 
4. También pusimos de relieve que este poemario rezuma nostalgia y está escrito desde la tristeza, pero entendida más como una "saudade" que dirían los portugueses; siempre hay melancolía cuando se mira hacia atrás (eso que dicen de que cualquier tiempo pasado parece mejor) y cuando hay alegría y jarana como que no da por un sentarse a escribir...jijiji
 
Un lector comentó también, en este aspecto, un artículo sobre algo que escribió Poe: "Filosofía de la composición", que viene a decir que el tono de la tristeza es el tono más apropiado para la poesía y la belleza en general. Parece que Machado sabía bastante de esto.
 
5. Otro comentario muy interesante es el que hacía una lectora sobre esta tanda de poemas: "a pesar de disponer en cada caso de un interlocutor (imaginario, pero bien identificado), en realidad el poeta está dialogando consigo mismo. Me han resultado curiosos y atractivos los temas y los detalles de esas conversaciones, tan enigmáticas, introspectivas, pobladas de fantasmas y sombras pertenecientes al propio autor, encaminadas hacia la exploración de su alma. Intuyo en estos versos una búsqueda por parte del protagonista lírico de aceptación de sí mismo, en toda la complejidad y plenitud de su “alma vieja”, un intento de aplacar los tormentos y las contradicciones que la sacuden, de descifrar los misterios y secretos que la llenan…"
 
En relación a lo anterior podríamos decir que la poesía de Antonio Machado sugiere más que cuenta, como si al poeta le importase más la emoción persistente que la anécdota vivida (por eso, a veces, resulta enigmático e incluso onírico). También a lo largo del libro hemos podido vislumbrar que se trata de un hombre solitario, introspectivo, sencillo y con propensión a la melancolía; quizás de ahí todas esas reflexiones y diálogos consigo mismo (su yo poético).
 
 
¿Habéis llegado a alguna otra conclusión en torno a la lectura? ¿qué versos os han atrapado?
 
Por favor, recordad que el análisis de la lectura y los intercambios de impresiones los hacemos a través de los comentarios y que es muy importante vuestra participación porque estas aportaciones nos conducen a nuevos puntos de vista y a reparar en aspectos en los que quizá nunca nos hubiésemos fijado. Cualquier comentario, por sencillo que sea, es bienvenido porque nos enriquece.
 
Nos vemos en los comentarios
Cuidaos y cuidad
Besos y versos