Nuestros Clubes de Lectura

Club de lectura de poesía.
Si te interesa la poesía o todavía no la has probado, éste es tu club.

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

4ª parte. El Píldora y el Hobbit

Libro que estamos comentando: 
Los Divinos
"Se equivocó el Muñeco: la niña era intocable y era sagrada. No podía profanarla y salir impune. Lo sagrado calcina a quien lo toca" (pag. 247 del capitulo 6).
 
Por una vez el grito de los desheredados resuena con fuerza cuando se rebela ante la presión de los poderosos. Han tocado lo más sagrado para una población que ha perdido todo huyendo de la violencia y de la pobreza pero que no ha perdido la dignidad.
 
En el capítulo anterior, cuando el Hobbit sale de su casa para entregar el portatil del Muñeco a la policía y se encuentra con la manifestación de los habitantes de los barrios altos, recordemos que en Bogotá las alturas de la ciudad están ocupadas por los barrios y las chabolas de los más pobres, escucha la voz de la tía de la niña que reclama justicia. "Ese hombre la escogió al mirarnos la pobreza, al ver que no tenímos nada, ni educación, ni dinero, ni nada. Pensó que nos íbamos a dejar. Pero se equivocó, porque para nosotros los hijos son sagrados..."
 
El Muñeco había estado demasiado acostumbrado a hacer lo que le venía en gana; incluso en toda la novela no es plenamente consciente de la gravedad de lo que ha hecho. Repetidamente reclama la ayuda de sus amigos, como si todo se pudiese arreglar utilizando una buena influencia o la imunidad de los de su clase social.
 
Pero el tema central de Los Divinos no es la aplicación de la justicia en Colombia, ni el proceso judicial por el asesinato rapto y violación de una niña de siete años, ni siquiera la investigación de los motivos que llevaron al Muñeco a cometer semejante atrocidad. Más bien parece que Laura Restrepo se centra en descubrir la personalidad de los cinco integrantes del grupo de los Tutti Fruttis y cómo el ambiente social les ha formado desde su infancia hasta constituir una casta insensible a todo lo que no les reporte ningún beneficio.
 
 
De todos ellos del Píldora, el protagonista del capítulo 5, se nos dice que era un tipo normal, el menos monstruo, la mejor persona,  el que tenía un nivel más bajo de monstruosidad. Él, siempre tan servicial y tan atento, escondía también un alto grado de curiosidad y de adicción al cotilleo. Le gustaba enterarse de todo y sabía todos los secretos del grupo. Era el personaje perfecto en un grupo de amigos, el que mantenía las confidencias y hacía el trabajo sucio con el que no querían mancharse los demás.
 
Consecuentemente es el Píldora el que cita al Hobbit en el patio de su antiguo colegio, el Liceo Cervantes, para contarle los detalles de todo lo que sucedió en la peripecia del Muñeco y cómo todos fueron cumpliendo su papel, como buena fraternidad, uno se encarga de llevarlo al aeropuerto, otro de conseguirle dinero, otro de deshacerse del cadaver y, finalmente, al Hobbit le piden que borre las fotos comprometedoras de su portátil.
 
Del Píldora trascienden unos detalles escabrosos que parece que respondn a una cierta inestabilidad mental. Él mismo dice que se murió con la niña y no pudo superar el trance de su fallecimiento. Es el único que asume que todos fueron asesinos a su manera. Por eso, por intentar dotar a la niña de algo de dignidad, "exequias rituales", lavó, ungió, arregló el pelo y la envolvió en sábanas antes de depositarla en la piscina de la finca del Duque. ¿O tal vez lo hizo para borrar las huellas? De cualquier forma el Píldora ya está muerto. Solo le falta arrojarse al vacío para limpiar a su manera lo que los demás han ensuciado.
 
En este juego de ficción y realidad es curioso descrifar las notas cultas que aparecen de vez en cuando en el texto: los poetas colombianos más famosos, las referencias a Ofelia, el personaje de Hamlet, en la imagen del cadaver de la Niña, sumergido en las aguas de la piscina o el fogonazo de una palabra culta  de la que, de repente, necesitas conocer el significado. Un ejemplo,"sindéresis", una palabra no muy habitual en el lenguaje común, que significa la capacidad para juzgar correctamente, con acierto.
 
El final de la historia y el destino de cada uno de los miembros de la banda está contado con ritmo ágil y bastante más rápido que los capitulos anteriores. Falta descubrir algunos pequeños detalles para redondear y justificar el conjunto de hechos que conforman esta historia: que Alicia engañaba al Duque y, de alguna forma menos explícita, la confianza que le profesaba el Hobbit,  que fue ella quien delató al Muñeco, que, cuatro meses después, el Hobbit sufre una profunda depresión y permanece obsesionado con el Muñeco, hacia el que muestra un agudo rechazo: "todo en mí lo repele"