Nuestros Clubes de Lectura

Literatura de viajes

Club de lectura de poesía.

Literatura juvenil

Clásicos universales

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

SEMANA 5

Libro que estamos comentando: 
El rayo que no cesa

Buenas tardes
 
Continuamos con la lectura del "rayo que no cesa". La semana pasada leímos los poemas 13 a 16, y esta semana toca leer los poemas 17 a 23 (ambos incluidos), así, la semana que viene, terminaremos la lectura del libro. Como siempre, os recuerdo que el análisis de la lectura y los intercambios de impresiones los hacemos a través de los comentarios, siendo muy importante vuestra participación porque son vuestras aportaciones las que nos conducen a nuevos puntos de vista y a reparar en aspectos en los que quizá nunca nos hubiésemos fijado. Cualquier comentario, por sencillo que sea, es bienvenido porque nos enriquece. Y, dicho esto, pasamos a hablar de los poemas que más han llamado la atención en este club y de los que hemos hablado en los comentarios:
>POEMA 15
A este poema lo hemos titulado cariñosamente "Me llamo barro". El poema es grandioso e impactante, como bien señalaba un lector. En el poeema abundan  las referencias a los pies de la amada (pie, talón,tobillo, huella...) creo que esta alusión es para representar que el poeta se siente a la altura de la "suela de sus zapatos", es decir, que se arrastra a sus pies, por eso se siente barro (suelo moldeable en manos de la amada), se metarfosea en barro (tierra húmeda que se pega como un beso) a los pies del origen de su sufrimiento.
Como curiosidad os diré que se trata del poema más largo del libro y aparece situado, justamente, en el centro del poemario, como ocupando un lugar de honor. Además, este poema condensa fielmente la temática de amor frustrado del libro y de vasallaje.

Algunos estudiosos encuentran en este poema de Miguel Hernández una fuerte carga erótica basada en el hecho de que el barro sea moldeado por la amada. Hay distintas interpretaciones, aquí pueden verse algunas en este análisis:
http://mhernandez-palmeral.blogspot.com/2016/12/analisis-del-poema-amoro...
 
Dentro de este poema hemos atrapado los siguientes enigmáticos versos:
Su taciturna nata se arracima,
los sollozos agitan su arboleda
de lana cerebral bajo tu paso.
 
> POEMA 16
La temática del poema 16 es, otra vez, el amor frustrado, entendido como que no es correspondido en la forma en que el poeta quisiera; ya vimos en otros poemas anteriores (como el poema 10) que el poeta idealiza a la amada y él mismo reconoce su testarudez y la posibilidad de no encontrar lo que tanto anhela en ella.
Una imagen que ha suscitado la curiosidad de los lectores ha sido la de la nieve y la nevera, que creo que se refiere a la indiferencia con que ella (la nieve) le trata que ya ni calienta ni enfría su sangre; podría tratarse también de que el poeta empieza a desencantarse.

Por otra parte, la nata y la plata representan el blancor de las canas que, a su vez, simbolizan el paso del tiempo y la vejez (si os fijáis. el poema está repleto de palabras que representan el "blanco": nata, plata, cana, pálido, nieve, ..., algunas también simbolizan el frío que siente). El poeta está tan exhausto de este amor no correspondido que percibe su corazón agotado y viejo para continuar con esta historia.
 
Me gusta mucho la imagen que ha visualizado una lectora y  que reproduzco a continuación:
"un corazón personificado, envejecido, con las sienes encanecidas llenas de arrugas. Leyendo la última estrofa, me imagino ese corazón, que ya no es un órgano interno, sino una cara humana sufrida y apagada".
De este poema señalaría estos versos que constituyen una introducción magistral al  tema que quiere deesarrollar el poeta:
"Si la sangre también, como el cabello,
con el dolor y el tiempo encaneciera"
 
Nos leemos en los comentarios.
 
Cuidaos y cuidad.
 
Besos y versos.