Nuestros Clubes de Lectura

Literatura de viajes

Club de lectura de poesía.

Literatura juvenil

Clásicos universales

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

SEMANA 3

Libro que estamos comentando: 
El rayo que no cesa

Buenos días

 
Continuamos avanzando en la lectura del "rayo que no cesa". La semana pasada leímos los poemas 4 a 8, así que esta semana toca leer los poemas 9 a 12 (ambos incluidos). Recordad que el análisis de la lectura y los intercambios de impresiones los hacemos a través de los comentarios, siendo muy importante vuestra participación porque son vuestras aportaciones las que nos conducen a nuevos puntos de vista y a reparar en aspectos en los que quizá nunca nos hubiésemos fijado. Cualquier comentario, por sencillo que sea, es bienvenido porque nos enriquece. 
 
Y hablando de comentarios, pasamos a destacar las apreciaciones acerca del poemario que hicimos la semana pasada. Conforme avanza la lectura vemos que se mantiene la temática de amor frustrado y empieza a surgir otro tema consecuencia del anterior: la soledad, como puede comprobarse, sobre todo, en el poema 6, que a una lectora recordó al "Romance de la pena negra" de Federico García Lorca (también leído en este club). Esto pudiera ser tanto por el empleo repetitivo de la raíz "pena" (en el poema aparece diez veces bien como nombre, bien como raíz de “apenado” y “penar , por cierto que ”“penacho” también contiene “pena”)) como por el uso de adjetivos y sustantivos que sugieren el negro (tizna, bruno, umbrío). Destacaría también, la presencia sugerida de espinas en el poema (cardo, corona) que tiene una clara connotación religiosa (la corona de espinas que llevaba Cristo), que también simboliza sufrimiento y calvario. Todo este dolor está procurado por la soledad ("duermo solo y uno" ) debida a la ausencia de la amada.
En ese poema hay una estrofa que nos ha costado un poco entender (la referente a los "leopardos"):
Cardos y penas llevo por corona,
cardos y penas siembran sus leopardos
y no me dejan bueno hueso alguno. 
 
Podría interpretarse como que ese dolor es para él salvaje y violento, y que lo siente como un "zarpazo" y hasta que lo devora (no me dejan bueno hueso alguno).
 
De este poema hemos atrapado los siguientes versos:
"Umbrío por la pena, casi bruno,
porque la pena tizna cuando estalla"
 
En cuanto a la posición del poeta respecto a su amada recuerda al concepto literario de la Edad Media del "amor cortés" donde el amor se expresaba de forma noble, sincera y caballeresca, típico de la poesía lírica en lengua occotana. Por lo general, el trovador o poeta (noble, y más respetado que losplebeyos juglares), era la figura destacada en este tema. La relación que se establecía entre el caballero y la dama era equiparable a la relación de vasallaje entre el rey y los nobles. Generalmente, el amor cortés era secreto, incluso prohibido, y entre los miembros de la nobleza;​ dado que los matrimonios eran arreglados entre las familias y se realizaban por conveniencia. 
 
Por supuesto, la temática de la mayoría de los poemas es el amor no correspondido como recogen algunos de los versos que hemos atrapado;
Por los alrededores de mi llanto
un pañuelo sediento va de vuelo
con la esperanza de que en él lo abreve

 
y otros similares como: "Tu corazón, una naranja helada" (también vemos como siguen apareciendo los símbolos levantinos que adornan la poesía de Miguel Hernández); el poeta se va ofreciendo humildemente a ver si ella lo acepta, pero sólo recibe indiferencia; para él es un amor trágico.
 
Nos vemos en los comentarios.
 
Cuidaos y cuidad.
 
Besos y versos