Nuestros Clubes de Lectura

Club de lectura de poesía.
Si te interesa la poesía o todavía no la has probado, éste es tu club.

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

Tercer parte: hasta el capítulo 18, SANGRE DE TORO. Continúa la investigación.

Libro que estamos comentando: 
Donde los escorpiones

En esta  parte del libro se concentra el grueso de la investigación que el equipo de guardias civiles al mando de Bevilaqcua realiza para  esclarecer el asesinato del sargento Pascual González.

Alguna de vosotras se ha quejado  del ritmo parsimonioso que ha adquirido la novela. Parece que no pasa nada, aunque mientras tanto la  investigación sigue sus pasos lógicos a la espera de que alguna evidencia muestre un hilo del que los guardias civiles podran tirar para  desvelar el caso.

Tras más de la mitad del libro ya leído, tenemos la certeza de que en esta  novela pocas sorpresas se van a producir.  Toca ser testigos, y ese es un aliciente de la novela, de los pasos de una investigación metódica, de manual, que refleja lo mejor posible la realidad del procedimiento policial.

Continúan los guardias civiles entrevistándose en primer lugar con los soldados españoles que tuvieron contacto y desavenencias con el difunto. Por jurisdicción, y porque están bajo la misma autoridad, son los primeros que aportan información sobre el soldado asesinado y sobre las causas que provocaron sus enfrentamientos. Dibujan en todos los casos una personalidad bastante compleja: todos reconocen que Pascual era un profesional ejemplar y muy trabajador al que su experiencia en misiones anteriores le aportaba una capacidad reconocida para afrontar situaciones de tensión extrema en combate.

Por otro lado enseguida se aprecia que Pascual, aunque tenía mucho éxito con las mujeres, no caía bien entre sus compañeros. Todos coinciden en que tenía una especie de soberbia violenta que le hacía enfrentarse a todos. Creía que él era el único que "había visto las orejas al lobo" y que muchos de sus compañeros no tenían el mismo valor en combate que él. La misma opinión se manifiesta en las posteriores entrevistas con soldados italianos.

Un capítulo aparte merece la conversación con dos miembros de la legación norteamericana, Kate y Connor, contratistas del ejército de EEUU, que en ambos casos tuvieron una relación cercana con el difunto. Kate es una de las dos mujeres que mantuvieron una relación amorosa con Pascual durante su misión en Herat. Tal vez sea ella la que muestre el lado más humano del soldado asesinado al utilizar la canción de Bebe como melodía en su móvil, la canción que Pascual le envió poco antes de morir.

PARCHE BORDADO Camp Arena Herat ISAF afghanistan

Toda esta parte del libro está trufada de descripciones que muestran las dificultades legales y administrativas que surgen entre miembros de contingentes de paises distintos. Por otro lado echamos de menos que Silva nos cuente qué pasa más alla de los muros de la base. De la guerra de Afganistán solo tenemos noticias por los protocolos de seguridad que los soldados adoptan cuando tienen que efectuar salidas al exterior. En algún momento de la novela Silva equipara la situación en la base con la que sufren los protgonistas de la novela EL DESIERTO DE LOS TÁRTAROS, de Dino Buzzati.La amenaza del enemigo está siempre presente aunque no se haga continua referencia a ella.

Y, al final de la parte del libro que vamos a comentar esta vez, :surge la sorpresa: han conseguido huellas del asesino.


Siempre me quedará 
la voz suave del mar, 
volver a respirar la lluvia que caerá 
sobre este cuerpo y mojará 
la flor que crece en mi,
y volver a reír 
Bebe - Siempre me quedará. La canción que les gustaba escuchar a Pascual y a Kate