Nuestros Clubes de Lectura

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

Viaje a la Alcarria. Capítulos 9 al 11

Libro que estamos comentando: 
Viaje a la Alcarria

Hola a todos y todas, ya estamos en el último tramo del viaje (los capítulos IX al XI) y veréis que estos tres capítulos pasan volando, tengo la sensación de que el viajero en este tramo iba con más prisa, o estaba cansado y pensando ya en la vuelta, o estaba dejando de un lado su voluntad de escribir porque, de alguna manera, había quedado atrapado por el viaje. ¿Qué pensáis vosotros?, tal vez sea un poco de todo, ¿no?

En el capítulo IX el viajero pasa por Casasana (para saludar al hermano de la mujer de Durón) aunque ello implique tomar el peor de los caminos posibles. Estando en Casasana el viajero pasa por la escuela y nosotros con él, pasea por su aula, habla con la profesora y con algunos de los alumnos (¡cómo ha cambiado la cosa, eh!). Desde allí el viajero va hacia Sacedón con Felipe el Sastre pasando por Córcoles (un pueblo con rica tierra de labor). En Sacedón, un pueblo rico, va a estar el viajero cómodo y va a reencontrarse con un buen amigo (Martín el viajante), el pasaje está lleno de detalles (como el del frontón donde los mozos juegan a pelota mano, o el autobús lleno de gente, o el bar con los parroquianos jugando a cartas, dominó, ajedrez...) y de buenos ratos y conversaciones alrededor de la mesa con los amigos y con otros personajes que jalonan la estancia (como el pelliquero).

 

En el capítulo X el viajero (que ya empieza a estar cansado) viaja en autobús desde Sacedón a Pastrana haciendo parada en Tendilla. La descripción del viaje en autobús no tiene desperdicio, y también podemos aprovechar a "ver" cómo iba levantándose el muro de la presa del pantano de Sacedón (y el de Buendía, que todavía no tenía nombre). En Tendilla, en menos de dos páginas el viajero es atacado por un perro y un ganso, por eso afirma que en Tendilla "los animales son de una bravura quizás excesiva".

El último capítulo del libro, el XI, está dedicado por completo a Pastrana, un lugar bien hermoso que el viajero paseó en compañía del alcalde y el teniente de alcalde. Si conocéis Tendilla en la actualidad os podéis hacer una idea de cómo estaba y cómo se han resuelto muchas de las demandas (y pesares) que el viajero expresa (como el de los tapices). ¿No os parece que el paseo por Pastrana es distinto al de otros pasajes similares del libro?, hay menos diálogo y profusión de personajes y más descripción monumental del lugar (que bien lo merece, insisto).

 

Y allí en Pastrana, tras disfrutar de una completa visita, sentado con sus anfitriones, tomandó vermú y aceitunas, termina el Viaje a la Alcarria, ¿qué os ha parecido el paseo?

Feliz semana de lecturas

Pep Bruno

 

 

 

 

 

Créditos de las imágenes: Imagen de Tendilla tomada de aquí. Imagen de Sacedón tomada de aquí. Imagen de Pastrana tomada de aquí.