Nuestros Clubes de Lectura

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

Gilgamesh, tablillas VIII, IX y X

Libro que estamos comentando: 
La epopeya de Gilgamesh

Continuamos con la apasionante lectura del Gilgamesh. Esta semana creo que hay un cambio drástico en la historia. Hasta ahora hemos leído las aventuras de Gilgamesh y su amigo Enkidu, dos héroes (al más puro estilo clásico), osados, valientes, que vivían sin temor a la muerte. Sin embargo el fallecimiento de Enkidu supone un giro en la historia: Gilgamesh siente el miedo a morir y, tras los lamentos y el entierro de su amigo, decide ir a hablar con Utanapishtî, el único hombre al que los dioses han dado el don de la inmortalidad. El miedo a la muerte nos muestra a un protagonista abatido: doliente por la pérdida de su amigo pero también por la consciencia de la finitud de la vida.
 
Tablilla VIII
Esta tablilla nos cuenta los funerales de Enkidu y en ella podemos leer el tristísimo canto elegíaco de Gilgamesh, su duelo y desesperación: "[Gilgamesh] cubrió el rostro de su amigo. Daba vueltas en torno a él como un águila, o como una leona privada de sus cachorros. No cesaba de ir y venir, ya delante ya detrás de él. Se arrancaba y esparcía, a jirones sus cabellos. Se despojaba, arrojándolas, de sus hermosas vestiduras, como sobrecogido del horror.". En verdad hay muchos pasajes de honda emoción, de impotencia ante la muerte.
También podemos leer el homenaje (la estatua para recordarlo que manda hacer Gilgamesh) y los funerales y ofrendas que se organizan para Enkidu.
Creo que este cambio en la trama que afecta al protagonista, este temor que nace a la muerte, convierte "La epopeya de Gilgamesh" en un libro muy interesante: sí, es un clásico venerable (3.500 años que hace que fue escrito no es algo que pueda decirse a menudo), pero este cambio lo hace intensamente humano. Ya hemos hablado de ello en alguna otra ocasión (o comentario), pero la comparación con los héroes clásicos de la Odisea, por ejemplo, resulta verdaderamente muy interesante. ¿Qué opináis vosotros en ese sentido?, ¿qué os ha parecido esta tablilla?
 
Tablilla IX
En esta tablilla Gilgamesh inicia el viaje en busca de una respuesta ante la muerte, y para ello nada mejor que ir a consultar a Utanapishtî, superviviente del Diluvio y el único hombre al que los dioses han dado el don de la inmortalidad.
El viaje es largo y está lleno de peligros. En esta tablilla nos encontraremos con los Hombres-Escorpión y pasaremos por el Desierto, el Desfiladero (un largo pasaje de oscuridad) y el jardín de las Piedras Preciosas. 
Hay muchas cosas de las que podríamos hablar: los guardianes de la puerta de entrada a ese otro mundo (me refieron a los Hombres-Escorpión) que reconocen la parte divina de Gilgamesh y que, tras advertirle de la dificultad del viaje que emprende, le dejan pasar (entra, por tanto, a un lugar vedado al común de los mortales); la carga simbólica del pasaje oscuro es muy interesante (y cómo está contado, también, esa enumeración de kilómetros hace que resulte también largo y penoso para el lector); la llegada al luminoso jardín de piedras preciosas tras el largo viaje a oscuras es como la superación de una dura prueba.
Este es un viaje iniciático, difícil en su recorrido y del que no vuelve indemne el protagonista. ¿Qué os parece el viaje?, ¿qué momentos, personajes, tramos... os llaman más la atención?
 
Tablilla X
La tablilla X es una de las mejor conservadas de toda la epopeya, gracias a eso conoceremos a la perfección el último tramo del viaje y a los personajes que lo protagonizan: la tabernera, el barquero y Utanapishtî. 
Fijaos que tras el largo recorrido por el pasaje a oscuras y tras llegar al jardín de piedras preciosas es donde comienza un nuevo viaje, el que llevará a Gilgamesh hasta Utanapishtî para poder hablar con él sobre la muerte. Seguramente habrá muchos momentos en los que la lectura os recordará el viaje a los infiernos de Odiseo o de Morfeo: el pasaje oscuro como entrada al reino del Hades; los Hombres-Escorpión como guardianes similares al Cancerbero; el barquero UrShanabi y el barquero Caronte; el Agua Mortal y la Laguna Estigia... Y tras tan duro viaje llega la enjundiosa conversación entre Utanapishtî y Gilgamesh. No dejéis de leerla y releerla, me encantará conocer cuál es vuestra opinión sobre lo que el viejo le cuenta al héroe.
 
Feliz semana de lecturas
Pep Bruno