Nuestros Clubes de Lectura

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

Gilgamesh, tablillas I, II, III y IV

Libro que estamos comentando: 
La epopeya de Gilgamesh

Hola a todos y todas, bienvenidos a una nueva lectura del Club de Lectura Virtual "Alonso Quijano" dedicado a libros clásicos. En esta ocasión nos atrevemos La epopeya de Gilgamesh, pero antes de meternos en harina, aquí van unas cuestiones prácticas: 

  • En primer lugar una cuestión de ritmo. Esta semana os propongo la lectura de cuatro tablillas (unas 50 páginas), a este ritmo leeríamos el libro en unas cinco semanas. Si os parece adecuado me encantaría saberlo (en los comentarios a este post), y si no (si queréis más o menos contenidos por semana) también.
  • Los comentarios. Al igual que en los clubes de lectura presenciales estos clubes de lectura virtuales se nutren de vuestros comentarios. Sentíos libres para comentar lo que os apetezca: lo que os haya sugerido el texto, algún detalle, alguna reflexión, algo al hilo de lo leído, dudas, curiosidades, lo que os ha provocado, otras lecturas que os recuerde... en fin, lo que queráis. Los comentarios no están moderados, pero sólo podemos hacerlos (y leerlos) los participantes del club de lectura.
  • Ah, una última cosa, os rogaría que incluyerais una imagen en vuestra cuenta (una foto de perfil), no hace falta que seáis vosotros, vosotras, pero es que si no todos los lectores salen con la misma imagen por defecto y resulta bastante feo (y confuso).

Dicho todo esto, vamos al lío. (Aviso, hoy me extiendo un poco más de lo habitual para contaros algo sobre el libro).

 

"La epopeya de Gilgamesh"

La epopeya de Gilgamesh es un largo poema escrito hace más de treinta y cinco siglos en Babilonia, en lengua acadia. Este es el texto literario extenso más antiguo que se conserva (anterior en varios siglos a libros como el Mahabarata o la Ilíada) y se cree que en su versión completa tendría unos tres mil versos. De estos tres mil de la versión íntegra se han conseguido reunir unos dos mil versos en fragmentos de tablillas de arcilla rescatadas de excavaciones diversas de Mesopotamia y conservadas en museos y universidades de Asia, Europa y América. Como podéis sospechar reconstruir el poema ha sido una tarea bien ardua, por eso es importante que para esta lectura tratéis de contar con una buena edición crítica, yo os recomiendo la de Jean Bottéro, publicada por Akal.

Por motivos obvios la lectura se nos presenta fragmentada: hay muchas tablillas que han llegado a nosotros fragmentadas, con partes ilegibles o trozos desaparecidos. De todas maneras esta edición es estupenda y nos va a ayudar mucho para tener una visión bastante completa de la epopeya. 

¿Y qué cuenta esta epopeya? La historia de Gilgamesh, rey de Uruk, un hombre poderoso que posiblemente vivió en el 2650 A. d C. (antes del Gran Diluvio). Gilgamesh y su amigo Enkidu (antes enemigo) vivieron grandes aventuras hasta el fallecimiento del segundo; fue esa pérdida la que hizo que Gilgamesh intentara, por todos los medios, escapar de la muerte. Y de esta búsqueda, de este intento de evitar la muerte, de este anhelo que sigue latiendo en los seres humanos, habla esta obra escrita hace 3.500 años, por eso es uno de los grandes clásicos de la literatura universal.

A mí, personalmente, me emociona mucho leer un texto tan antiguo, ojalá consiga transmitiros esa emoción también a vosotros y vosotras.

Pero dejémonos de preámbulos y metámonos en harina.

 

"Tablilla I"

Tenemos prácticamente la primera tablilla completa (se terminó de completar con un fragmento encontrado en 1975) y en ella se nos presenta a Gilgamesh, el rey de Uruk, un hombre poderoso pero también un mandatario soberbio y prepotente. Por eso los habitantes de Uruk piden a los dioses que creen a un contrincante a la medida de Gilgamesh, y así es como los dioses crean a Enkidu.

Enkidu es salvaje y vive en la pradera con los animales, hasta que es descubierto por un pastor que, junto con su padre, idea una artimaña para humanizarlo. El plan es bien sencillo: en cuanto Enkidu se acueste con una mujer recuperará su parte humana y será rechazado por los animales con los que ha convivido hasta entonces.

¿Qué os parece esta sorprendente propuesta? Creo que es muy interesante al menos por dos razones: porque contiene la idea implícita de que estar con humanos nos humaniza; y porque el sexo, en el caso de los humanos, puede sublimarse en algo más cultural como es el deseo, el amor (y así, partiendo de algo propio de todas las especies como es el sexo, se puede trascender hacia algo propio del ser  humano como es el amor). De todas maneras me gustaría saber qué opináis.

Una vez Enkidu ha caído en la trampa amorosa se dirige con Lalegre, la cortesana, a Uruk, y de camino a la ciudad ella le va contando a Enkidu los sueños que Gilgamesh ha tenido con él y sus posibles interpretaciones.

No os perdáis la importancia de los sueños (en la lectura de esta semana volverán a aparecer) y fijaos también en las imágenes que salpican el texto, son hermosas y potentes, paladeadlas (una muralla prieta como una red de pájaros) y muchas de ellas se repiten (musculatura poderosa como un bloque venido del cielo) como una muletilla que nos invita a no olvidar el origen oral de este texto.

¿Qué os ha parecido esta primera tablilla?, ¿qué tal su lectura?, ¿os resulta complicada?

 

"Tablillas II, III y IV"

Estas tres tablillas tienen poco texto por eso las he puesto juntas.

En la tablilla dos Enkidu llega a la ciudad de Uruk y se enfrenta a Gilgamesh porque le parece injusto el abuso de poder que ejerce (al parecer por el derecho de pernada que se arroga). El combate es muy igualado (no por nada han sido los mismos dioses quienes han creado un oponente a la medida de Gilgamesh) y la cosa termina de manera que Enkido y Gilgamesh se hacen amigos y deciden correr juntos grandes aventuras, y qué mejor que iniciar su viaje yendo al Bosque de los Cedros para enfrentarse a Humbaba, el terrible espanto. 

Además de tener curiosidad por lo que vais pensando de la historia en este momento también me gustaría saber cómo os sentís con esta lectura algo fragmentada y llena de notas del editor (en las que nos habla de la historia, de lo que se supone que sucede, de los fragmentos de tablillas...).

En la tablilla III, tras los preparativos, es el momento de los consejos y las despedidas. Enkidu y Gilgamesh hablan con los ancianos y también con la madre de Gilgamesh, la diosa Nisuna. Resulta especialmente emocionante (al menos a mí me lo parece) la súplica que hace Nisuna a Shamash, el dios, para que su hijo vuelva sano y salvo de tan arriesgado viaje (siendo ella una diosa y siendo él un titán: una madre siempre es una madre); y además de la súplica a la divinidad, la madre le pide a Enkidu que cuide de su hijo (a dios rogando...).

En la tablilla IV comienza el viaje (con etapas descomunales) y en el que también son importantes los sueños y sus interpretaciones (¿recordáis la tablilla I?). De esta tablilla se conservan pocos fragmentos (de las seis etapas apenas una está completa, igual que de los sueños y sus interpretaciones), qué lástima. 

 

Bueno, pues estas son los previos a la lectura de esta semana. Espero que el libro os resulte interesante y, sobre todo, que os animéis a comentar lo leído en el foro, aquí debajo. Tengo mucha curiosidad por saber qué tal se os va acomodando esta historia y cómo está siendo esto de leer retazos de textos.

Feliz semana de lecturas

Pep Bruno