Nuestros Clubes de Lectura

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

Quijote II, prólogo y capítulos 1 al 5

Libro que estamos comentando: 
El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha

Hola a todos y todas, espero que hayáis pasado unos días de descanso y de buena lectura, y que hayáis aprovechado los rezagados para poneros al día.

Comenzamos con la segunda parte del Quijote, la que se publicó en 1615, diez años después de la primera parte. El libro se había hecho muy popular y sus personajes pronto habían pasado al imaginario colectivo. Es posible que Cervantes anduviera enredado con otros proyectos al mismo tiempo que escribía el Quijote (las Novelas ejemplares y el Persiles y Segismunda) cuando apareció el Quijote de Avellaneda y fue un gran acicate para que el autor se centrara en su libro y le diera un empujón definitivo. (Así que es posible que tengamos esta segunda parte completa gracias a quien quiso burlarse de Cervantes y ridiculizar a sus personajes).

PRÓLOGO

Veréis que Cervantes dedica casi todo el prólogo de la segunda parte a hablar del tal Avellaneda y de las afrentas que le hace (aunque dice que le importan poco), merece la pena que leáis el prólogo con atención.

CAPÍTULOS I-V

Y nos metemos de lleno en esta nueva aventura. El primer y el segundo capítulo son ideales para volver a habitar este libro maravilloso y reencontrarse con sus personajes (el cura, el barbero, la sobrina, el ama y, por supuesto, don Quijote y Sancho) y su conversación sabrosa.

Los capítulos tercero y cuarto son bien interesantes, conocemos a un nuevo personaje, el bachiller Sansón Carrasco, y don Quijote y Sancho sabrán por él que sus aventuras ya están publicadas en un libro bien famoso y leído. En estos dos capítulos se habla del primer libro: de alguno de sus errores (como el del rucio de Sancho) o de algún asunto que no está cerrado (como las monedas que se llevó Sancho); también se habla de otras cuestiones como las historias intercaladas (¡y de la abundancia de palos!), de la historia y su cronista (que no es poeta, que es historiador quien escribe porque cuenta todo y lo cuenta con detalle) y, sobre todo, del éxito del libro.

Que don Quijote y Sancho sepan que sus historias están ya en papel es un juego metaliterario fantástico (personajes que saben de su libro, ay, qué grande) y de ello sacará provecho más adelante Cervantes pues los propios Quijote y Sancho tendrán noticia de la aparición del Quijote de Avellaneda (y esta noticia y su enfado les hará cambiar su plan de viaje: por eso se puede bien sospechar que Cervantes iba algo retrasado con la escritura del libro cuando salió el de Avellaneda, por el punto en el que se cita en su novela). Sansón Carrasco habla del libro, de las historias, de lo bueno y de lo malo, y don Quijote y Sancho escuchan y hablan de ello, ¿no os parece maravilloso?

No perdáis de vista a Sansón Carrasco, es un personaje bien importante (determinante de hecho) en esta segunda parte.

El quinto capítulo es un nuevo juego, Cervantes incluye un capítulo que dice que cree que es apócrifo, falso, incorporado por otro autor al manuscrito de Cide Hamete. Y lo afirma en varias ocasiones porque dice que Sancho y Teresa no hablan así, con tanta donosura.

Fijaos que los personajes van a estar ahora mucho más consolidados (se nota sobre todo en Sancho que, en la primera parte ensartaba refranes en sus diálogos pero ahora es un costal lleno de ellos) y las relaciones entre ellos también son muy firmes y permiten diálogos maravillosos.

Preparaos para disfrutar, lo vamos a pasar muy bien con esta segunda parte.

Saludos

Pep Bruno

 

 

Crédito de las imágenes. De la de Sansón Carrasco con don Quijote y Sancho no he encontrado referencia (aquí). Teresa y Sancho Panza, grabado a buril, por Alejandro Blanco, según dibujo de J. Ribelles (aquí).