Nuestros Clubes de Lectura

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

Capítulos 30 a 35

Libro que estamos comentando: 
El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha

Hola a todos y todas, aquí llegan las pistas y notas diversas para la lectura de esta semana, espero que os resulten de interés. 

 

En los capítulos XXX y XXXI don Quijote y Sancho (junto con Cardenio, Dorotea, el cura y el barbero) salen de Sierra Morena para cumplir el encargo que la princesa Micomicona hiciera al sin par Caballero de la Triste Figura. Son dos capítulos en los que vais a poder disfrutar de una buena y divertida conversación entre Sancho y don Quijote, sobre todo al hilo de la (supuesta) visita que el escudero hizo a la dueña del corazón de su señor. Es maravilloso ver qué sucede cuando la ficción de los libros de caballería se lleva hasta la puerta misma de la casa de Aldonza Lorenzo (para Sancho; Dulcinea para don Quijote): ficción y realidad se encuentran cara a cara para regalarnos un desopilante pasaje (del que Sancho apenas puede salir indemne, ay).

También en estos capítulos nos reencontramos con un personaje que conocimos en la primera salida de nuestro caballero, el muchachillo Andrés, quien nos dará cuenta de qué pasa cuando, una vez más, la ficción quiere imponer su ley entre las gentes de carne y hueso. Un pasaje bien interesante, desde luego.

 

El capítulo XXXII es apenas un pasaje de transición en el que llegamos a la venta (tan conocida por nosotros y por las costillas de Sancho) y oímos hablar de algo bien hermoso: la lectura en voz alta. Los personajes nos ayudan a entender cómo de habitual y cotidiana era esa práctica y cuánto se disfrutaba en aquella época. Y además nos sirve de paso como excusa para intercalar una nueva historia en esta primera parte, la de El curioso impertinente, una novela (al estilo de las ejemplares que publicaría más adelante Cervantes) y que está insertada en el Quijote.

 

Los capítulos XXXIII, XXXIV y XXXV son los que contienen la novela de El curioso impertinente, la única de las historias intercaladas del Quijote que no tiene nada que ver con sus protagonistas y que no aporta nada a la trama central. Cervantes hablará en el prólogo a la segunda parte del Quijote de esta novela y de por qué la incluyó, igual que dice que hay quienes se le han quejado porque nada tiene que ver con la historia de don Quijote y Sancho y ellos lo que querían era seguir disfrutando de sus aventuras (esto explica que en la segunda parte no haya historias intercaladas). Es una novela que bien podría estar incluida en las Novelas ejemplares que años después publicó Cervantes, pero que ha tenido la fortuna de recaer aquí y codearse con personajes inolvidables.

La historia de Anselmo, Lotario y Camila era muy del gusto de la época, y nos habla de un hombre que le pide a su amigo que tiente a su mujer para ver si es tan fiel como parece. La cosa acaba de la peor manera posible (no os voy a desvelar nada). Desde mi punto de vista esta historia ha envejecido mucho peor que el resto del Quijote, lo único bueno que tiene (insisto, desde mi punto de vista) es que casi antes de terminar sucede la aventura de los pellejos de vino, una de las más conocidas de todo el libro. Si os aburre mucho la historia de El curioso impertinente creo que no pasaría nada si la dejaseis a medias y siguieseis con el libro (vuelvo a insisistir, es solo mi punto de vista). 

¿Qué os parece la novela intercalada?, ¿qué tal el sabroso diálogo previo?, ¿y los pellejos de vino?

Espero vuestros comentarios.

Saludos

Pep Bruno

 

Créditos de las imágenes: Dulcinea tatuada de autor desconocido tomada de aquí; Curioso impertinente de Jaime Pahissa y Laporta, cromos de la edición hecha por Fidel Giró en 1897, tomada de aquí; Pellejos de vino, imagen de Javier Sánchez tomada de aquí.