Nuestros Clubes de Lectura

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

Cien años de soledad: 4, 5 y 6

Libro que estamos comentando: 
Cien años de soledad

Hola a todas y todos, aquí llegan las recomendaciones de lectura de esta semana. Aunque la verdad es que la novela es tan rica y variada que me pasa igual que os ha ocurrido a algunas de vosotras en los comentarios de la pasada semana: ¡de qué hablar si hay mil cosas para comentar! Por eso he decidido comentar alguna cosa o algún personaje que me ha hecho disfrutar especialmente (pero claro, hay tanto para comentar...) en estos tres capítulos.
 
Para empezar la historia de amor y rivalidad entre Rebeca y Amaranta por Pietro Crespi. Os recuerdo que ambas son hermanas (más o menos) y el tal Pietro es el que trae la pianola y enseña baile a las hermanas. La historia de amor es sencillamente desmesurada. Fijaos en la posición de Amaranta, cómo lucha para que ese amor no cuaje y la boda no se celebre. Ojo a la sorpresa sobre cómo se resuelve la cosa (aparentemente bien) para Amaranta y qué pasa finalmente con el tal Crespi. En verdad da mucho para comentar. Ah, otro detalle que se enreda en esta trama es la vuelta del hermano de Amaranta, José Arcadio (brutal, de verdad). Sospecho que os va a encantar.
Fijaos también en toda esta historia cómo el amor y el sexo son las pulsiones que ponen en marcha a los personajes del enredo. ¿O es quizás sólo el "deseo" vestido de gala como "amor" y desnudo en el lecho como puro "sexo"?
 
Otra historia que se desarrolla (trepidante, claro) en estos capítulos es la boda de Aureliano (también hermano de Amaranta, no lo olvidéis) con Remedios Moscote. Es un tanto espeluznante (ay, la edad de la muchacha) y no acaba muy bien (al menos para alguno de sus protagonistas), pero sin embargo será el punto de partida para otro suceso importante: la politización de Aureliano y su participación en la guerra (ya sabemos que acaba mal, pues comienza el libro con Aureliano frente al pelotón de fusilamiento). La historia de liberales y conservadores va más allá de las peleas de taberna, aunque aquí nos encontramos con gente de honor (al menos alguna gente de honor). 
 
Otro de los protagonistas de estos capítulos será Arcadio (¿recordáis, hijo de Pilar Ternera y José Arcadio?) quien acaba mostrando su peor cara. Por cierto, la tal Pilar Ternera acaba liada también con Aureliano y de esa relación llegará otro vástago, qué cosas). Lo de Arcadio es tremendo (su abuso, su despotismo), pero tiene una historia añadida que es la del coronel Gregorio Stevenson quien, a pesar de pasar apenas unas líneas por estos capítulos, creo que deja una huella indeleble.
 
Hay otras historias que ocurren (claro, como os habréis imaginado) y que también me han llamado la atención: el padre que enloquece (y habla latín), Melquiades que muere (y que hace que Prudencio pueda volver a aparecerse, qué cosas), las partidas de ajedrez entre Moscote y Aureliano, las referencias a la estafa de la homeopatía (jajajaja), la pobre Remedios que de pronto es toda una mujer, los huesos emparedados, la propiedad del cementerio, la historia de amor de Santa Sofía de la Piedad... Madre mía, es que da para mucho mucho este libro.
 
En fin, mucho que leer y comentar.
Os espero en los comentarios al post de esa semana.
Felices lecturas
Pep Bruno