Nuestros Clubes de Lectura

Literatura juvenil

Autores clásicos

Novelas de género (novela negra, ciencia ficción, etc.)

De los clubes de lectura virtuales

El pasado 10 de noviembre participé en Mota del Cuervo (Cuenca) en una mesa redonda dentro de la programación del 2º Encuentro Provincial de Clubes de Lectura. Aquí os incluyo algunas de las notas y reflexiones que compartí.
 
"En febrero comenzó su andadura la Plataforma de los Clubes de Lectura Virtuales que ha puesto en marcha la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de Castilla La Mancha y, desde entonces, son tres los clubes de lectura que están funcionando: Léolo (literatura juvenil), coordinado por Alejandro López; Letras rojas (novelas de género: ciencia ficción, novela negra…), coordinado por Juan Prieto; y Club de Lectura de Clásicos "Alonso Quijano", que es el que coordino yo.

No es la primera vez que coordino un club de lectura en línea, entre 2004-2006 coordiné dos clubes de lectura en los que leímos el Quijote, la Celestina y el Lazarillo, fue una actividad que hice motu proprio a través de mi antigua web y con un canal de chat, y fue una estupenda experiencia.

Hay ventajas y hay inconvenientes cuando hablamos de un club de lectura virtual, y de esto me pidieron que hablara hoy. 

Primero os voy a contar los inconvenientes que, desde mi punto de vista, son dos:

  • Los lectores del club no nos vemos, no podemos mirarnos a los ojos. Quizás esto podría resolverse con citas virtuales a través de canales de chat o skype, pero igualmente sería complicado (hay libros que reúnen a más de 90 lectores). Y este es su mayor inconveniente: no estamos juntos para comentar lo leído, no podemos compartir un café y un bizcocho mientras charlamos del libro (y, por extensión, de la vida).
  • Hace falta una competencia básica mínima para poder acceder y participar (tener email, registrarse como usuario). Aunque esto es fácilmente subsanable porque esta plataforma cuenta con el apoyo de la red de bibliotecas de Castilla La Mancha y cualquier usuario/lector puede pedir ayuda en su biblioteca para participar. 

Y ahora, las ventajas, que son muchas (y para las que he contado con la ayuda de mis compañeros coordinadores de los otros dos clubes):

  • La inscripción, al menos en nuestro caso, es gratuita. 
  • En este club uno participa en el momento que puede a lo largo de la semana, ya sea por mañana, por la tarde o por la noche.
  • Es más, puedes reengancharte semanas más tarde y estar al día leyendo e incluso participando de las conversaciones de lecturas posteriores
  • Se puede participar estés en el lugar que estés, desde tu ordenador, tablet y móvil. Sólo necesitas acceso a internet y un dispositivo.
  • No existe límite de participantes, o al menos es tan alto que nunca se supera.
  • Es un club transversal, alcanza a personas de todos los lugares, edades e intereses.
  • Forma parte de un proyecto de red bibliotecaria, es un servicio para la comunidad que, además, es abierto a participantes de fuera.
  • Los libros están muchas veces interconectados con la colección de libros electrónicos
  • Al ser tres clubes temáticos hay distintas opciones para elegir y la oferta se va renovando a menudo (de hecho el club con menos lecturas es el mío).
  • Se puede entrar con cada libro, no hace falta permanecer todo el año, hay quienes lo hacen, pero uno puede entrar al club para leer un libro, salir en el siguiente, volver con otro, cambiar a otro club… sin problemas.
  • Se puede compartir otros materiales además de la conversación: adjuntos de textos, fotos, vídeos… que pueden servir para enriquecer la lectura.
  • Los comentarios y opiniones de los lectores quedan registrados por escrito, así que pueden leerse y releerse sin problemas, comentarse, rebatirse… a veces se crean largos hilos de discusión bien interesante (y toda por escrito).
  • Gracias al club de lectura virtual se puede participar de lecturas compartidas aunque vivas en lugares con muy pocos habitantes.

En mi opinión las ventajas se resumen en que el club de lectura virtual es una forma de llegar a todas las personas en todos los horarios posibles y resulta difícil tener excusa para no leer y no compartir lo leído.
Espero que os haya resultado de interés, y si os animáis, por allí nos encontraremos."
 

 

Saludos

Pep Bruno